Mis sueños recurrentes

Los sueños recurrentes
A) Caídas
B) Discusiones políticas con políticos y personajes históricos
C) Intentos de redención de terceros
D) Persecusiones
E) Películas
F) Pérdidas
G) Muertes de seres queridos

Advertisements

Breve argumento

Una mujer se suicida. Un amigo recibe una carta de ella. En esta, ella le dice que se mató porque El Visitante no la deja tranquila, que ni siquiera durmiendo la deja tranquila. Investiga el caso y descubre que se haya ante un antiguo dios Andrófago de la guerra y la muerte relegado al mundo del sueño por las Parcas que recolecta muertos por fuera del Destino. El Amigo recibe la ayuda de ellas y de El Anciano (un personaje de los sueños indeterminado) para detenerlo. El Visitante se hace cada vez más fuerte y amenaza al resto de la humanidad. Finalmente el equipo vence, pero El Amigo queda atrapado en el mundo de El Visitante como tutelado de El Anciano y contralor de El Visitante.

Boceto capítulo 1

Juan Borcios está sentado en una sala de espera en el centro porteño. A su lado se encuenta un hombre mayor alemán que vive de joven en Argentina llamado Ernst Quaderer. Mientras esperan al psiquiatra, comiezan a hablar de boberías circunstanciales: el clima que está loco, el fútbol que ya no es lo que era antes, la belleza de las porteñas. Tras media hora de espera, pasa recién el que está adelante de Quaderer (Borcios sigue en orde a Quaderer). Pasa el rato y, entrados en confianza, Quaderer le pregunta a Borcios cuál es el inconeniente por el que visita al médico, cuál es la sintomatología. Entonces Borcios responde:
– Si le dijera, me creería del todo demente. Pero no me importa. Estoy aquí porque derroté al demonio que se alimenta de nuestras pesadillas – y de nosotros mismos.
Quaderer se sorprende. Duda qué hacer.
– Realmente me dejó sorprendido, no sé qué decir.
– No tiene nada que decir. Ahí sale la que estaba delante suyo en el turno. ¿Usted tiene que hacer algo luego del turno?
– No, pedí el día de trabajo.
– Si quiere tomamos un café luego.
Así comenzó todo. Así las sombras de las pesadillas nublaron la vigilia. Así Borcios comenzó esta historia contándosela a Quaderer.

Boceto de una pesadilla snuff

Las snuff son un mito urbano. Dicen que circulan de manera extraordinariamente clandestina y entre manos de gente poderosa. Según el mito urbano, son películas sadomasoquistas en las que hay una o varias escenas de pornografía violenta que finaliza con la muerte (real, segun el mito) de la mina o el tipo que es víctima de esto, que estaría allí contra su voluntad.
Se dice que es un mito urbano porque nunca se habría encontrado cinta alguna de este supuesto género.

La lona arrastrada – Pesadillas

Estaba en un salón de fiestas infantiles. Éramos pocos adultos y chicos. Una de las animadoras pasa junto a una camarera al lado mío. Por lo bajo dice “Qué gente de mierda, ¿cómo va a venir tan poca gente?” Pienso que tiene razón. La animadora hace un juego. Un chico tiene que llevar a una chica arrastrándo una lona sobre la que está ella recostada. El que pierde tiene prenda. Yo me retiro un poco hacia el patio trasero para fumar. Cuando estoy entrando después de terminar el cigarrillo, veo un chico arrastrando la lona con una nena sobre ella. Lo diferente de la situación era cómo estaba la nena: tenía sangre en la cabeza y el cuello en un ángulo imposible para alguien vivo. Corro tras los chicos, pero no los alcanzo, se iban de izquierda a derecha en la pequeña cocinita y al entrar ya no estaban. Voy corriendo y llamo a una de las camareras que caminaba despreocupada hacia la cocina. Le cuento exaltado lo visto. Me acompaña y al ver la nada que había visto yo, me dice confidente que “hacía mucho que no ocurría algo así, pero allí habían muerto dos chicos, una nena y un nene. En el mismo juego que había presenciado con los chicos. El nene, sin querer, había matado a la nena con el juego. Desesperado, el padre mató al nene asfixiándolo. Aparecieron varias veces. Pero hacía mucho no volvían. Eran fantasmas de un cumpleaños de 2001. El nene tenía 5 años y la nena 3”.

Poema de los marginales

Una secta fundamentalista
Sobrevive en una cueva.
Viaja en el tiempo
Con un Héroe corriente.
Tres naves extraterrestres
se acercan a la Tierra:
Una nodriza gigante junto
A dos naves más para guerrear.
Un inmortal quiere morir.
Lucha a muerte para que
lo hagan fenecer.
Pero siempre vence.
Se siente solo y triste.
Argumentos nacidos marginales
Sin elección canónica.
Secretamente me odian.