Una pesadilla 2

“Una vez soñé que había sucedido una gresca nocturna entre unos malandrines (mas bien a la madrugada) en el patio de mi casa (la cual era mas parecida a la casa de mi tía, pero en el sueño era donde viviamos nosotros), y en la cual había muerto una persona, cuando nos levantamos ya mas cerca del mediodía, se me da por salir a ver los rastros, huellas, gotas de sangre etc. de repente escucho que desde dentro de la casa estaban escuchando las noticias en la radio y mi madre, sintiéndose insegura por el reciente hecho estaba chequeando su pistola Luger (en la realidad mi vieja detesta las armas de fuego). En eso me asomo por la ventana para escuchar mas de cerca la noticia, con tanta mala suerte que mi vieja se asusta al verme aparecer en la ventana, se le escapa un tiro que atraviesa el vidrio, y luego mi garganta, yo caigo hacia atrás tomandome el cuello y sintiendo como brota la sangre y pensando “nuuu, que flor de cagadón, acá palmo” y me desperté con una sensación muy fea en el cuello, 3 centímetros por debajo y a la izuierda de la nuez de Adán.”

Fuente: Massakker (http://www.erepublik.com/es/citizen/profile/7188532)

Una pesadilla

“No suelo soñar, pero si sueño es bastante flashero, últimamente tengo sueños de masacres bastantes locas. Estoy en un museo y de pronto varias personas van hacia una sala aparte, en eso sacan armas y nos hacen correr a todos por unos laberintos con varios locos en las esquinas. Con machetes, sierras electricas, que lanzan cuchillos. La cosa es que moria y volvia a empezar en la puerta del laberinto. En una me canso y empiezo a usar a los demás como escudos humanos.Anoche tuve otra, esa fue bastante fuerte porque había sangre y parte de humanos por todas partes. Estaba de vacaciones y subía el mar, me acercaba a un hotel, pero tenia que subir bastante pisos porque seguía subiendo el agua. la cosa es que pasan varios días de la nada, y baja el agua, entonces el grupo con que me encontraba se une a otro cercano. De la nada se empiezan a regalar armas y a dispararse cagándose de la risa entre los cadáveres, cabezas reventadas incluidas.
Y una que no es muy violenta es que me persigue un t-rex por mi barrio, mientras mis vecinos se cagan de la risa porque no les hace nada a ellos.”
Fuente: Aguante Larralde (http://www.erepublik.com/es/citizen/profile/5843527)